Revisión crítica a las propuestas de Más País (I)

Estamos ante unas elecciones anodinas, en la que poco habrá que discutir sobre los programas electorales. No parece razonable que lo que los partidos han prometido en abril, no sea plenamente valido transcurridos unos meses, y sin que tengan tiempo para llegar a incumplir sus propias promesas electorales.

Por lo original de la situación, sólo cabe analizar las propuestas del nuevo contendiente en la arena política, Más País, que parece querer ocupar el hueco que no ocupan en Esapaña otros partidos verdes europeos que sí tienen una importante representación.

Me preguntaba alguien cercano cuál era mi visión de esas propuestas, y empezaré por un análisis crítico de las mismas en su parte de elaboración.

Por un lado, creo que pecan del error más clásico de las propuestas de la izquierda: su utopismo, y el ser tomadas como brindis al sol de un partido que no liderará gobierno, y que como mucho buscará un acercamiento a esos máximos prometidos.

Por otro lado, siempre me surge la duda de cómo se han llegado a decidir estas propuestas, y con su concreción final. ¿Quién dice que la edad mínima para votar deba ser 16, y no otra inferior o superior? ¿Por qué jornada laboral de 32 horas, y no de 25 ó 36? Se me antoja que las propuestas adolecen de falta de objetivización con estudios que las avalen, y al menos en su defecto, con ser elaboradas desde el prisma de la participación ciudadana o de la militancia del nuevo partido.

Pero dejadas atrás esas críticas negativas, mañana entraré al grano y valoraré en detalle tres de las propuestas más comentadas.