¿A QUÉ ESTÁ JUGANDO EL GRUPO MALASA ?

Hace unos días, en Ferrolterra, nos despertabamos nueva y tristemente con una noticia sobre Noa Madera Creativa; algo similar a la que hace unos meses hacíamos referencia desde nuestra Asociación.

Nuevamente el grupo Malasa, dirigida por los hermanos Antonio y Javier Pérez Patiño, siendo este primero el que dirige las instalaciones de Noa Madera Creativa en el Polígono Vilar do Colo en Fene, vuelven a sacar la guillotina para proseguir con el desmantelimiento de dichas instalaciones.

Tal y como ya lo habían intentado a los pocos meses de la adquisición de la empresa por unos cuantos millones de Euros, ponen encima de la mesa un ERE extintivo para aproximadamente la mitad de la plantilla, que consta de alrededor de 180 personas, y un ERTE de máximo 15 meses para la otra mitad de la plantilla, alegando en todo momento causas económicas y de producción; produciéndose de este modo el cierre de las instalaciones que la empresa tiene en Fene.

¿COVID-19?

Sumado ya a la gravedad de la propuesta, el ERTE lo plantean fuera del marco de acogimiento de fuerza mayor por COVID-19, lo cual limitaría la duración de dicho ERTE a la duración del estado de alarma decretado por el gobierno; con ello, los trabajadores afectados no verían disminuida la duración de su prestación por desempleo, y una vez incorporados no podrían ser despedidos en al menos 6 meses.

Pero ninguna de estas propuestas  a disposición de las empresas para minimizar el impacto global que estamos sufriendo por esta pandemia, son tomadas en consideración por parte de la dirección de la empresa, no siguiendo así el ejemplo de empresas del sector como el Grupo Caamaño quien sí presentó un ERTE  acogiéndose a causas de fuerza mayor.

VIABILIDAD EMPRESARIAL

Recordamos que el Grupo Malasa trabaja con empresas muy importantes como INDITEX y  ADIDAS, empresas que por su parte adoptaron medidas para ayudar a su personal y minimizar así el impacto de esta crisis.

También debemos recordar que el Grupo Malasa es un grupo empresarial con repercusión internacional, tal como ellos mismos indican en su página web, así como también presumen de tener una inversión de 20 millones de Euros en tecnología de última generación, que construyen 600.000 metros cuadrados de superficie comercial al año, que poseen más de 80.000 metros cuadrados de instalaciones repartidas en España y México y de que son más de 800 profesionales divididos en las diferentes áreas de trabajo, pero la realidad después de tanto ego, es que precarizan a sus trabajadores tomando las medidas que exponemos en estas líneas.

No hace falta más que bucear un poco por internet para encontrar datos económicos del grupo. Los números en el 2018 rondaban los 40 millones de Euros en activos registrados y 60 millones de Euros en ventas. 

También debemos de recordar que el Grupo Malasa se hace con Noa Madera Creativa en 2018 en una operación que supuestamente ascendería a una cantidad bastante considerable, ¿con qué intención?

¿MOTIVOS ESPÚRIOS?

Pues todo apunta a que la intención es quedarse con la cartera de clientes sin importar desmantelar las instalaciones de Fene; lo que en la práctica implica dejar sin trabajo a más de 180 personas, que tienen detrás a 180 familias. Se estarían alegando falazmente motivos económicos, cuando según los propios datos que la empresa da en su web, se presume de todo lo contrario.

Tampoco podemos olvidar que Noa Madera Creativa pertenece al Grupo Empresarial Malasa. No es una empresa aparte, lo cual es un punto a tener muy en cuenta a la hora de presentar un ERE y un ERTE, ya que debería de ser en toda la empresa y no solo en las instalaciones que la misma posee en Fene.

Podemos recordar que hace unos meses, para ser más exactos el dia 25 de enero de este mismo año, se publicaba una noticia en La Voz de Galicia en donde Caterina Pérez Pérez, miembro del Consejo de administración del Grupo Malasa responsable de las áreas de tesorería , financiación e impuestos, respondía así a la pregunta (cita textual del texto de dicha noticia):

-Compraron Noa, con sede en Fene, en el año 2018. Y la están reestructurando.

-La reestructuración de Noa está acabada. La compramos porque nosotros teníamos necesidad de producir más, no dábamos abasto, y Noa tenía esa capacidad; le habían caído pedidos. La reestructuración consistió en el desplazamiento de 14 técnicos. Cinco se vienen a Cerceda. Con tres seguimos en negociación y con el resto la relación concluyó. Nosotros ofrecimos indemnización por traslado, conservación del puesto de trabajo y las condiciones laborales. En Noa hay 190 trabajadores. No hemos destruido empleo, al contrario. Contratamos para cubrir los puestos de las personas que no quisieron venir a Cerceda.

De esto hace apenas 3 meses, entonces… ¿qué esta pasando?

En ese mismo artículo se publica que la facturación de la empresa es de ada más y nada menos que 112 millones de €.

Parece por tanto que no va tan mal económicamente como para alegar causas económicas en un ERE extintivo y un ERTE.

APOYO SOCIAL

Desde Ágora Narón, queremos trasladar nuevamente a cada uno de las personas trabajadoras afectadas nuestro apoyo incondicional, así como decirles que estamos a su entera disposición para todo aquello que necesiten.

También queremos instar a todas las autoridades y formaciones políticas de la comarca de Ferrolterra (ya que creemos no es un problema de un sólo Concello), a que brinden su apoyo y ayuda incondicional para no permitir esta maniobra de destrucción de empleo.